DERECHOS DE LOS ESTUDIANTES

 La Institución Educativa Rural San Isidro, reconoce a los estudiantes, a nivel institucional:

  • El derecho a ser protegido y respaldado solidariamente ante situaciones que pongan en peligro la vida, la paz y la educación, de acuerdo al Código Penal vigente.
  • El derecho a que se les respete el libre desarrollo de su personalidad.
  • El derecho a recibir una educación integral, democrática y renovada: Acorde con las necesidades de su comunidad y basada en sus principios filosóficos de la Institución en los programas curriculares.
  • El derecho a establecer en forma apropiada con sus compañeros, padres, acudientes, Profesores y el medio social al que pertenecen.
  • El derecho a recibir en todo momento un trato digno de la persona, como seres humanos, tanto por Directivos, profesores, empleados como por sus compañeros.
  • El derecho a ser orientados ante las dificultades académicas y disciplinarias que se les presenten.
  • El derecho a ser evaluados académica y disciplinariamente según las normas establecidas oficialmente. Los estudiantes deberán conocer los resultados de cada evento evaluativo, antes de ser anotados en las Actas oficiales de la Institución.
  • El derecho a disfrutar de un ambiente sano, agradable y de relaciones cordiales y amistosas.
  • El derecho a ser corregidos respetando su dignidad personal, identidad, diferencias étnicas, religiosas, físicas, morales e ideológicas.
  • El derecho a recibir una educación integral de acuerdo a la filosofía de la Institución.
  • El derecho de poder hablar y ser escuchados  cuando tengan alguna reclamación o crítica, sin distinción alguna de raza, color, origen social, situación económica o cualquier otra condición, siempre y cuando se haga con respeto y siguiendo el conducto regular (profesor, director de grupo, coordinador  académico o de disciplina y Consejo Directivo.
  • El derecho a participar en la toma de decisiones y en la ejecución de planes y programas curriculares y extracurriculares.
  • El derecho a que se respeten las organizaciones que luchen por las ideas y derechos de los estudiantes, dentro de los parámetros de la democracia y bienestar de los asociados.
  • El derecho a ser formados por profesores responsables, capacitados e idóneos, académica y moralmente.
  • El derecho a integrar grupos cívicos, culturales, juveniles, artísticos y formativos en general.
  • El derecho a la formación integral en los valores que hagan de ellos una personas útiles a la sociedad.
  • El derecho a ser informado sobre las normas, sistemas evaluativos, aspectos académicos  y demás documentos que la Institución expida.
  • El derecho a que se tengan en cuenta las excusas cuando no se cumplen los requisitos contemplados en el presente Manual de Convivencia.
  • El derecho a ser estimulados  por excelente rendimiento académico y disciplinario, por su participación destacada en eventos, concursos o cualquier otro motivo que los hagan acreedores a ello.
  • El derecho a tener acceso al observador del alumno diligenciado por el Director de Grupo, e informarse de su hoja de vida.
  • El derecho a ser escuchado por el Consejo Académico, antes de ser sancionado.
  • El derecho a ser respetado el ritmo personal e individual de cada alumno, por parte del cuerpo docente.
  • De acuerdo con el Ministerio de Educación Nacional, el derecho a conocer oportunamente  el Manual de Convivencia.
  • El derecho a integrar y participar directamente o a través de los representantes en los organismos institucionales, en la planeación anual de actividades, realizaciones y evaluaciones del proceso de enseñanza-aprendizaje. Elegir y ser elegido para dichos organismos.
  • El derecho a recibir orientación en forma oportuna e imparcial cuando de su comportamiento se tengan quejas y que se les siga un proceso disciplinario, conforme se establezca en este Manual, en caso de que se juzgue pertinente.
  • El derecho a encontrar en los educadores actitudes de testimonio en la vivencia de los valores como: solidaridad, disciplina, recursividad y exigencia docente de acuerdo a la filosofía de la Institución.
  • El derecho a tomar parte activa en el desarrollo de los diferentes proyectos y eventos que se realicen en la Institución y fuera de ella. En este último caso se deberá solicitar la autorización escrita y directa del padre de familia o acudiente.
  • El derecho a conocer oportunamente cambios de horarios o actividades programadas.
  • El derecho a hacer uso racional de las instalaciones, equipos e implementos e que dispone la Institución en las horas y días autorizados para ello, según el plan de trabajo coordinado por la administración y el cuerpo de educadores.
  • El derecho a llegar más tarde cuando haya lluvia, este tiempo será considerado por los Organismos del Gobierno Escolar.

DEBERES DE LOS EDUCANDOS

Toda persona tiene deberes respecto a la comunidad, puesto, que solo en ella puede desarrollar  libre y plenamente su personalidad, pero esta libertad está condicionada y limitada por las exigencias de la convivencia, que supone no interferir la libertad de los demás. Esta apreciación está contenida en el Art. 29 de La Declaración Universal de los Derechos Humanos.

 

La libertad es responsable, es decir, genera la obligación tanto de no traspasar el derecho ajeno, como de responder por los propios actos. El alumno debe ser consciente de que el ejercicio de sus libertades y derecho,  excluye el abuso e implica e implica claros deberes frente a su convivencia con los demás.

 

Con la matrícula en la Institución, el alumno se compromete consciente y libremente a construir un ambiente armónico y de sana convivencia que contribuya al desarrollo integral e su personalidad. Estos compromisos expiran cuando por alguna causa el alumno se deba retirar de la Institución, siempre y cuando se encuentra a paz y salvo con ella.

Con base en estas consideraciones, el estudiante de la Institución Educativa Rural San Isidro, tiene el deber de:

  • Tomar parte activa en la elaboración del Manual de Convivencia y estudiarlo con atención, interesándose por acatar, respetar y obedecer cada uno de los numerales en él contemplados.
  • Conocer y asumir con responsabilidad la formación Religiosa, respetando siempre la libertad de cultos, para el desarrollo de la personalidad.
  • Practicar las buenas costumbres conforme a la moral, recordando que pertenece a una sociedad culta, evitando portar y difundir Vídeos, Revistas, Artículos, Fotografías y demás implementos Pornográficos dentro de la Institución.
  • Emplear adecuadamente  el horario de clases, extra clase y el tiempo libre, buscando la sensibilización por lo intelectual, emocional, social y moral, en procura de una autoformación integral.
  • Conocer los valores, nacionales, sociales y éticos, considerando importante manifestar con hechos y actitudes, amor y respeto a la Patria, a la Institución y a sus insignias.
  • No utilizar ningún juego de azar, brujería o espiritismo que menoscaben la integridad espiritual y moral.
  • Conocer y cumplir los horarios reglamentarios para cada uno de los servicios que ofrece la Institución como estrategia para lograr la calidad total.
  • Justificar la inasistencia y solicitar el reconocimiento de trabajos y evaluaciones en forma oportuna, completa y responsable, dentro del plazo establecido ante quien le corresponda este control.
  • Asistir con regularidad y puntualidad a las clases, prestar la debida atención a las explicaciones y observaciones que se hacen.
  • Hacer uso racional de los bienes y servicios de la Institución y responder por los daños causados.
  • Ser responsable con las actividades curriculares y extracurriculares que asigne la Institución, buscando ayuda para solucionar sus problemas relacionados con lo académico y disciplinario que se le presenten en la Institución, siguiendo los conductos regulares a saber: 
    • Profesor que tuvo conocimiento o que tiene que ver con el problema.
    • Director de Grupo.
    • Coordinador de Disciplina.
    • El (la) Rector(a)
    • Consejo Académico.
    • Padres de Familia o Acudientes.
    • Consejo Directivo.
  • Asumir en todo momento actitudes, comportamientos, comentarios y palabras cordiales y respetuosas, para con todos los miembros  de la Comunidad Educativa.
  • Ser leal consigo mismo, con los compañeros, con los educadores y demás empleados de la Institución, respetando la vida íntima de
  • compañeros y Educadores, y procurando que su vida privada no repercuta en la relación con compañeros, superiores o empleados o en sus deberes y obligaciones propios de su condición de estudiante.
  • Compartir sus tareas con espíritu de solidaridad y unidad de propósito.
  • Conservar y proteger el ambiente, dentro y fuera de la Institución.
  • Llevar adecuadamente el Uniforme diario de la Institución, lo que implica no vestirlo para actos ajenos a los objetivos del Plantel, ni usar gorras de color diferente al establecido para combinar en uniforme.
  • Portar el Uniforme de Educación Física en los días que corresponda, responsabilizándose  por los implementos utilizados durante dichas clases y en todas las actividades culturales y deportivas.
  • Respetar la dignidad de  los uniformes de la Institución Educativa Rural San Isidro, de acuerdo con el diseño y estilo establecido, privándose de acercarse y permanecer en sitios públicos destinados a otra actividad como Bares, Cantinas, Heladerías, Cafeterías y otros  afines, cuando se esté portando el uniforme
  • Solicitar ante la autoridad competente, la autorización para no portar el Uniforme, tanto de diario como de Educación Física, cuando situaciones ajenas a su responsabilidad así lo demanden.
  • Promover una sana comunicación entre los estudiantes, Profesores y demás miembros de la Institución.
  • Velar porque en el aula de clase se respire un ambiente tranquilo que favorezca el desarrollo del aprendizaje.
  • Manifestar cortésmente quejas, inquietudes y solicitudes a los educadores y directivas de la Institución.
  • Asistir a todas las actividades comunitarias programadas por la Institución, tales como: Convivencias, Programas Culturales, Sociales y Deportivos. Cuando estos actos se realicen fuera del perímetro urbano del Corregimiento, se debe contar en forma escrita y directa con el permiso del Padre de familia o Acudiente, y siempre y cuando el rendimiento académico lo amerite.
  • Obrar con sencillez, buen sentido, educación y respeto por los derechos, forma de ser y estilo de los demás, evitando a toda costa las burlas, la ironía, el vocabulario soez, la manifestación disociadora, apodos, bromas pesadas, amenazas, chismes, chistes de mal gusto y manipulación del grupo.
  • Contribuir con el buen gusto y respeto por sí mismo y por los demás en el orden, la limpieza y aseo personal y del entorno para conservar un ambiente sano y agradable en la Institución, evitando portar accesorios innecesarios.
  • Representar dignamente la Institución en las diferentes actividades programadas a nivel local, regional y nacional cuando la oportunidad lo amerite, como medio de crecimiento personal y social.
  • Comunicar o entregar oportunamente a los Padres de Familia o Acudientes toda la información, que verbal o escrita, envíe cualquiera de los Directivos o Profesores, tanto de índole académico, como disciplinario y funcional administrativo. Debe regresar oportunamente la respuesta al Director de Grupo, o Educador que envió el comunicado.
  • Propiciar  un ambiente de orden, silencio y compostura adecuada en todas las dependencias o actos socio-culturales, deportivos, religiosos y demás actividades en que esté involucrada la Institución, evitando gritos, silbatos, ruidos y otros actos que desdigan de la personalidad y opaquen la imagen de la Institución
  • Manifestar sentimiento de bienvenida, acogida, amistad y respeto hacia las personas e instituciones que en cualquier momento visiten las instalaciones del Plantel, con el fin de demostrarles nuestro grado de cultura y la alegría por tenerlos dentro de la Institución, así sea por un momento, por horas o incluso días.
  • Asumir responsabilidad por los daños personales o grupales a materiales, implementos de laboratorio, mobiliario, didáctico, decorativo y otros, respondiendo económicamente en un plazo mínimo de una semana.
  • No fumar, consumir drogas psico-activas, bebidas alcohólicas, ni inducir a otras personas a que lo hagan, dentro de la Institución, o en horas académicas o portando el uniforme, así sea fuera de la Institución.
  • No atentar contra la propiedad ajena, por robo, por hurto, por estafa, por chantaje, por engaño u otras razones, tanto dentro como fuera de la Institución siempre que su matrícula a la misma esté vigente.
  • No adulterar informes, ni calificaciones, ni documentos oficiales o legales, Actas, libretas y otros.
  • No portar, ni guardar armas de cualquier índole, ni utilizar las herramientas de labores como tales, dentro de la Institución.
  • No proferir amenazas de ninguna índole, contra compañeros, Directivos, Educadores o cualquier otra persona vinculada a la Institución.
  • Responder agradecido a la educación que los padres y Docentes le están dando, permaneciendo dentro del establecimiento durante toda la jornada escolar. Si por algún motivo de fuerza mayor, se debe ausentar de la Institución por un momento o por el resto de la jornada académica, debe solicitar el debido permiso al Educador encargado de la Disciplina e informar al Rector y al Director de Grupo, oportunamente.
  • No utilizar el Servicio Telefónico, para recibir o realizar llamadas, dentro del Horario de clases, a no ser que dichas llamadas sean de carácter urgente: Calamidad doméstica, enfermedad o fenecimiento.
  • Como muestra de buena cultura no entrar a lugares reservados como Rectoría, Sala de Profesores, Sala de material, Sala de Cómputo, Cocina y aulas diferentes a la propia, sin la debida autorización por la autoridad competente.
  • Estar provistos de libros, cuadernos, material de enseñanza indispensable para el desarrollo de cada una de las áreas y demás actividades escolares; por lo tanto, no debe pedir permiso para salir de la Institución a proveerse de dichos implementos.
  • No interferir en el normal desarrollo de las clases, tanto del Aula propia, como de las demás,  implementando o incitando a otros al desorden mediante gritos, palabras, desplazamientos y otros actos de irrespeto al Educador que en su momento se encuentre dentro del aula.